Andaluz: características lingüísticas.

   El andaluz presenta las siguientes características:

   1. Vocales: poseen una gran riqueza de timbre vocálico.
   2. Seseo: pronunciación de c-z como s: grasia por gracia.
   3. Ceceo: pronunciación de s como c-z: zolo por solo. Socialmente está mal considerado, por lo que no se da entre las personas cultas.
   4. Yeísmo: pronunciación de ll como y: yeno por lleno.
   5. Aspiración de consonantes:

      A. La h procedente de f inicial latina: jumo por humo.
      B. La j: coha por coja.
      C. La s implosiva, al final de palabra, puede aspirarse (puroh por puros) o desaparecer (ratone por ratones). En el interior de sílaba puede aspirarse (mohca por mosca) o reduplicarse (jutto por justo).

   6. Neutralización de l/r: arpiste por alpiste; bebel por beber.
   7. Pérdida de la d, g, r intervocálicas: quemaúra por quemadura, auja por aguja; pea por pera.
   8. Pérdida de la l, r, n finales: caná por canal, vendé por vender, marró por marrón.
   9. Relajación de la ch: mushasho por muchacho.
   10. Sustitución de vosotros por ustedes: ustedes estudiáis o ustedes estudian.
   11. No hay laísmo, leísmo, loísmo.
   12. En su léxico hay influjo del leonés, portugués, aragonés, murciano, valenciano y catalán.

Consultar: Andaluz: origen y situación actual