>  Formación de palabras
>  Latín, castellano y lenguas romances
  · Introducción
  · Breve historia del latín
  · Latín vulgar
  · Los cambios fonéticos
  · Los cambios morfológicos
  · Los cambios sintácticos
  · Las lenguas románicas
  · Las lenguas románicas de la península Ibérica
  · El léxico de las lenguas románicas
>  Vocabulario específico
>  Expresiones latinas
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
   
 

El léxico latino
Latín, castellano y lenguas romances [Autoevaluación]

Introducción

abreviaturas de uso en el tema
Establecer la relación entre el latín y las lenguas románicas es algo obvio. Sin embargo no lo es averiguar en qué aspectos el latín y sus descendientes, las lenguas románicas, se han alejado y cuándo y cómo se produjo.

Para aproximarnos al estudio de este tema proponemos clasificar los hechos lingüísticos en dos grandes apartados: por un lado los aspectos que afectan al léxico, al vocabulario; por otro los que afectan a lo que llamamos habitualmente gramática, con la división habitual de fonética, morfología y sintaxis. Los hechos lingüísticos son complejos y participarán habitualmente de varios de los aspectos mencionados, pero destacaremos en cada caso lo más significativo.

Por otro lado los cambios experimentados por el latín primero y las lenguas románicas después tienen una cronología que no es siempre fácil de descubrir. Así sabemos que la f inicial latina tiende a desaparecer. Pues bien, esto es verdad sólo durante algunos siglos de la historia del castellano. En el Marqués de Santillana leemos fermosa  y Finojosa, por ejemplo. Actualmente la f de fortuna es totalmente estable, sin tendencia a desaparecer o aspirarse. Podemos en este caso trazar unos términos ante y post quem.

En el caso de la pérdida de la d intervocálica, se sigue produciendo, al menos en España, en algunos casos, como en los participios de verbos como cantado à cantao. Este cambio sigue, pues, si quiera en parte, vigente. En resumen otro aspecto fundamental será la diacronía.