>  Sinopsis histórica
>  Organización política y social
>  La vida cotidiana
>  El derecho romano
  · La Época Arcaica
  · La Época Clásica
  · El Bajo Imperio
  · El Imperio Bizantino
  · La Península Ibérica: la dominación romana
  · La Península Ibérica: la Alta Edad Media
  · El renacer de la monarquía
  · Epílogo
   
   
  [Glosario del tema]
   
 

Roma y su legado
El derecho romano [Autoevaluación]

El Imperio Bizantino (450-565 d.C.)

En el año 527 d.C.llega al trono de Bizancio el emperador Justiniano. Su principal objetivo será la restauración de la antigua grandeza de Roma. Esta idea será conocida como renovatio imperii, y se traducirá en la conquista de territorios de Europa Occidental, en esos momentos pertenecientes a los reinos bárbaros, como Italia (Roma será "reconquistada" en el año 536), el sur de Hispania o el norte de África. También se intentará recuperar el esplendor cultural, con resultados como Santa Sofía de Constantinopla o la recopilación de las leyes romanas de la época postclásica.

Sin embargo, esta "Nueva Roma" no es una continuación del pasado imperial más que en la apariencia. Toda la ideología de Justiniano y de sus colaboradores estará impregnada por la influencia de la Antigüedad tardía, que utilizaba el cristianismo como filtro del pasado clásico y nuevo aglutinador de voluntades. Así, en 529 d.C.(solo dos años después de acceder al poder) Justiniano decide el cierre de la Escuela de Atenas, uno de los últimos centros de conservación del saber clásico, pero foco principal de paganismo en Bizancio. Igualmente reveladoras resultan las palabras del mismo emperador a la hora de definir su política: "pues que gobernamos un imperio que nos ha sido dado por la voluntad divina, por la celeste Majestad, ... sólo pensamos en la ayuda de Dios.... y toda esperanza la tenemos puesta en la providencia de la Altísima Trinidad."
El emperador intentará reunir lo mejor del Derecho romano clásico para que pudiera servir de base a la educación de los futuros juristas.

Así, en 528 nombró una comisión de diez miembros, presidida por Triboniano, con el fin de redactar un nuevo código de Constituciones imperiales incorporando las disposiciones posteriores al Código de Teodosio II. A lo largo de varios años esta comisión compilará las leyes antiguas y establecerá otras nuevas en un cuerpo jurídico conocido en la Edad Media como Corpus Iuris Civilis, compuesto de tres partes:

Prólogo de los Instituta de Justiniano
Prólogo de los Instituta de Justiniano

  • Institutiones o Instituta - consta de cuatro libros redactados por los juristas Teófilo y Doroteo. Inspirado en la obra de Gallo su intención era la de servir como manual a los estudiantes de Derecho. Fue publicado en el 533 d.C..
  • Digesto o Pandectas - Antología de la jurisprudencia clásica. Se pretendía que fuera una recopilación del mejor derecho romano, pero teniendo en cuenta que el propio Justiniano había autorizado las modificaciones pertinentes para adaptar las leyes a los nuevos tiempos, y que la legislación anterior había llegado a Bizancio mediante copias y no originales, el Digesto es solo, en cierta medida, una visión directa del Derecho clásico. Fue publicado también en el 533 d.C..
  • Código - Colección de las Constituciones imperiales. Publicada en el 529. Las Constituciones imperiales promulgadas después de 534 se llamarán "Novelas" (Novellae Leges).

Curiosamente, aunque se trataba de recopilar la jurisprudencia y la legislación romanas,  las Institutiones, el Digesto y el Código están redactados en griego, y solo las Novelas lo están en latín.

Tras la muerte de Justiniano (565 d.C.) su obra legislativa y jurídica pervivirá en el Imperio Bizantino, pero en Europa no se conocerá y difundirá hasta el siglo XI, en que su estudio surge en la Universidad de Bolonia y se extiende posteriormente a otros centros de saber europeos.