>  Sinopsis histórica
>  Organización política y social
>  La vida cotidiana
>  El derecho romano
  · La Época Arcaica
  · La Época Clásica
  · El Bajo Imperio
  · El Imperio Bizantino
  · La Península Ibérica: la dominación romana
  · La Península Ibérica: la Alta Edad Media
  · El renacer de la monarquía
  · Epílogo
   
   
  [Glosario del tema]
   
 

Roma y su legado
El derecho romano [Autoevaluación]

La Época Clásica. (130 ac - 230 d.C.)

A partir del siglo III a.C. Roma extiende su poder por el Mediterráneo y nuevas influencias impregnan su cultura: la cultura helenística, la filosofía griega,....

Los nuevos tiempos requerían un nuevo derecho, pero éste ya no se apoyaría en la tradición, sino en la obra de juristas. El Ius Quiritium seguirá en vigor, pero junto a él aparecen dos nuevos sistemas jurídicos:

  • Ius Gentium - Regula las relaciones en que intervienen personas que no son ciudadanos romanos, pero termina usándose habitualmente entre ciudadanos.
  • Ius honorarium - Surge para reforzar el Ius Quiritium pues éste ya se había quedado anticuado. Se apoyaba en los edictos de los magistrados y al derecho que éstos tenían de hacer reglamentos y comunicaciones.

Es un sistema que trata de conciliar las nuevas y las viejas ideas: la autoridad del paterfamilias y la importancia del creciente individualismo en las grandes ciudades, la rigidez de los viejos procedimientos y la demanda de respuestas rápidas a problemas nuevos y complejos.


Principales juristas de la Época Clásica

En la época imperial ( a partir del 30 a.C.) empieza a cesar ya la actividad de la Asamblea popular y las nuevas fuentes del derecho serán los decretos del Senado (senatus consulta) y las leyes dictadas por los emperadores (constitutiones principis). Estas últimas se dividían en: edictos, disposiciones generales para todo el Imperio; mandatos, instrucciones para los funcionarios; rescriptos, disposiciones para problemas aislados; decretos, decisiones sobre problemas en discusión, especialmente judiciales,....

Toda la complejidad de las realidades culturales, políticas y sociales en el Imperio, junto con la enorme cantidad de jurisprudencia acumulada, motivaron la importancia de la actividad de los intérpretes del Derecho, los juristas. El florecimiento de dicha actuación se producirá en el siglo II y comienzos del siglo III: Salvio Juliano, Gayo (famoso por transmitir un breve manual de derecho privado para estudiantes, las Institutiones), Papiniano, Julio Paulo, Domicio Ulpiano.


Sitúa en su época a los juristas romanos