>  Sinopsis histórica
>  Organización política y social
>  La vida cotidiana
>  El derecho romano
  · La Época Arcaica
  · La Época Clásica
  · El Bajo Imperio
  · El Imperio Bizantino
  · La Península Ibérica: la dominación romana
  · La Península Ibérica: la Alta Edad Media
  · El renacer de la monarquía
  · Epílogo
   
   
  [Glosario del tema]
 

Roma y su legado
El derecho romano [Autoevaluación]

Derecho romano en época arcaica o preclásica (753-130 a.C.)

Esta época no coincide con la división tradicional de la Historia de Roma, sino que corresponde al período conocido como Ius Quiritum o Derecho de los Patricios, en referencia a los quirites o ciudadanos más privilegiados de Roma.
Se caracteriza por un sistema legal rígido, exclusivo de los ciudadanos romanos. Se basa en la familia y en la autoridad del paterfamilias, que es el eje de la vida privada de la domus, con un poder casi absoluto sobre todos sus miembros.
La fuente inicial de derecho fueron las Mores Maiorum o tradiciones de los antepasados relativas a todo lo que se estimaba como justo.

A partir del siglo V a.C.se empieza a aplicar la Ley de las Doce Tablas o Ley Decenviral, a la que se considera fuente de todo el derecho civil.


Leyes de las Doce Tablas

Su uso y posterior influencia se mantendrán durante siglos. Según la tradición romana, en el 451 AC, fue creada una comisión legislativa de diez miembros (los Decemviri), todos los cuales eran patricios, con el encargo de elaborar leyes que sirvieran para todas los grupos sociales de Roma. Dicho decenvirato realizó diez leyes en las que se recogían normas igualitarias para todos.


Crucigrama sobre derecho romano

Tras realizar el encargo, un nuevo Decenvirato gobernó la ciudad y redactó dos tablas más (llamadas Tabulae iniquae), que restringían las libertades conseguidas por los plebeyos. En esta época arcaica la tercera base sobre la que se asentaba el derecho romano eran las Leges. Éstas podían ser privadas o públicas. En este último caso eran declaradas por un magistrado en los comicios, donde el pueblo daba su autorización para que quedase vinculada a todos los ciudadanos. En realidad las leges eran fruto de un pacto entre particulares (Lex Privata) o del pueblo con sus magistrados (Lex Pública) y no el fruto de un ordenamiento jurídico elaborado a priori.

Pero toda esta jurisprudencia había estado muy ligada al colegio de los Pontífices, que eran los que conocían la ley y la interpretaban.   A partir del siglo III a.C.la obra de Cneo Flavio o de Sexto Elio Peto Cato tenderán a secularizar el contenido de las leyes. Este hecho, junto a la expansión territorial de Roma a partir de  ese siglo, abrirán las puertas a un nuevo período en la historia del derecho romano: la época clásica.