Características de la familia romana

La familia era la institución nuclear de la sociedad romana.

Estaba formada por un grupo amplio de personas (hijos, esposa, clientes y esclavos) bajo la dirección del pater familias, que poseía amplios poderes:

  • Podía decidir sobre la vida y la muerte de  sus miembros, la patria potestas.
  • Dirigía los cultos a los dioses del hogar.
  • Representaba políticamente a sus miembros.
  • Era el propietario de los bienes familiares.

Las familias que descendían de un antepasado común formaban gens cuyos componentes tenían el mismo nombre.


NOTAS: ()