Características del régimen imperial

  • Concentración del poder en manos del emperador que acumula   los títulos de Imperator (poder militar), princeps   (principal autoridad política), y  Pontifex Maximus (máxima autoridad religiosa). Además su seguridad física se garantiza mediante la creación de una guardia personal, los pretorianos.
  • Desarrollo de un eficaz aparato burocrático encargado de la administración del Imperio cuyos principales cargos son hombres de confianza nombrados directamente por el emperador (secretarios, prefectos...)
  • Universalización de la ley, mediante la  extensión del derecho romano gracias a sucesivas recopilaciones y codificaciones.
  • Idea de una ciudadanía universal con la posibilidad de aspirar a los más altos cargos, cualquiera que fuera el lugar de nacimiento.
  • Mantenimiento formal de las instituciones republicanas, pero vaciadas de poder, con el objetivo de reforzar la legitimidad del emperador.
  • Estabilidad en los relevos de poder gracias a un sistema sucesorio en el cual el emperador elegía a su sucesor, normalmente un miembro de su gens. Cuando el heredero no era su hijo, nombraba al elegido hijo adoptivo.

NOTAS: (notas)