>  Iniciación en las técnicas de traducción
>  Análisis morfosintáctico
  · Introducción
  · El predicado
  · El sujeto
  · Tipos de verbos
  · Objeto directo, indirecto, suplemento y predicativo
  · Los complementos circunstanciales
  · Casos y funciones
  · El sintagma nominal
>  Lectura comprensiva de obras y fragmentos
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Los textos latinos y su interpretación
Análisis morfosintáctico [Autoevaluación]

Los complementos circunstanciales

De entre los argumentos el sujeto y el objeto directo no pueden ser satélites, pero las demás funciones pueden ser tanto argumentos como satélites. Podemos decir que las funciones de los argumentos son las propias de los sustantivos.

Como puede imaginarse los que hemos llamado satélites serán los elementos que tradicionalmente se han denominado 'complementos circunstanciales'. Los complementos circunstanciales o satélites tienen la posibilidad de ser construidos de dos formas mediante un adverbio o mediante un sintagma nominal. En hic amicum vidi "Aquí he visto a mi amigo" se emplea un adverbio, pero en in hoc loco amicum vidi "En este lugar he visto a mi amigo", encontramos un sintagma nominal con el mismo sentido.

Respecto a la función del genitivo que habitualmente llamamos complemento del nombre nos sucede lo mismo. Se trata de una función que los sustantivos comparten con otra categoría gramatical, la de los adjetivos. Así en el ejemplo scutum Hispaniae emi "He comprado un escudo de Hispania" con un complemento de scutum en genitivo se puede decir que es equivalente a scutum Hispanum emi "He comprado un escudo hispano" con el mismo complemento en forma de adjetivo. Por esta razón trataremos esta función en el apartado del sintagma nominal.

Respecto a la función de complemento circunstancial vamos a distinguir en primer lugar el uso con o sin preposición. Todo sintagma nominal encabezado por una preposición tiene la función de complemento circunstancial del tipo que determine la preposición y el caso (sólo es posible con ablativo y acusativo).

Señala complementos circunstanciales
Señala complementos circunstanciales

En el ejemplo anterior in hoc loco es un complemento circunstancial de lugar. A estos sintagmas los podemos llamar también sintagmas preposicionales. A lo largo de la evolución del latín fueron ganando terreno a los sintagmas nominales complementos circunstanciales sin preposición hasta desbancarlos por completo.

En la fase prehistórica, aparte de los seis casos históricos existieron el locativo y el instrumental. Con esos ocho casos la distribución de funciones era esta:

  • El acusativo era el caso del complemento circunstancial de dirección con preposición y también del de duración o extensión.
  • El ablativo era el caso del complemento circunstancial de origen o causa.
  • El instrumental era el caso del complemento circunstancial de instrumento o modo.
  • El locativo era el caso del complemento circunstancial de lugar o lugar en donde.

En torno a estas cuatro clases se articulan todos los circunstanciales:

Los que están asociados al ablativo propiamente dicho: el de origen, o lugar de donde, el de causa. En complemento agente es un caso particular de este último. Estos complementos los podemos encontrar con o sin preposición. La preposición que señala este complemento de una forma más general es a / ab, pero hay varias  más, con un sentido más restringido como ex, etc. Ejemplos de estos circunstanciales son: urbe eximus "salimos de la ciudad"; saevitia superbus appellatus est "fue llamado soberbio por su crueldad".

Los asociados al locativo: el de lugar en donde o tiempo. Este complemento en el latín clásico se empleaba con la preposición in delante o con otras como super, sub, etc., excepto con palabras que significan tiempo o lugar con la que se puede omitir, como en eodem die victi sunt sequani et helvetii "En el mismo día fueron derrotados los sequanos y los helvecios". También tiene este valor el caso locativo que aún existe en algunos nombres. Ruri haec agitabantur "En el campo se llevaban a cabo estas cosas".

Los del instrumental: en de instrumento, compañía, modo. Como en Pueri stylo scripserunt "Los niños han escrito con la pluma";  collegis peregrinavi "viajé con mis compañeros"; magna vi pugnatum est "se luchó con gran violencia". Estos complementos pueden aparecer con o sin preposición. La preposición más común para estos usos es cum. Cualquiera de los ejemplos anteriores puede aparecer precedido de cum.

Los del acusativo: de duración o extensión y de dirección. El de dirección en latín clásico debe ir precedido por una preposición, la más general es ad. La dirección puede tener idea de movimiento mercator ad forum venit "el mercader vino al foro" o de estado ad Romae portas Hannibal fuit "Aníbal estuvo a las puertas de Roma". En complemento de duración o  extensión es como el complemento directo pero en frases no susceptibles de ser puestas en pasiva como en dies tres steti "Estuve en pie tres días". En este último suele haber algún léxico de cantidad.