La ciencia es el conocimiento de lo universal

 

El conocimiento científico no puede ser adquirido por la mera sensación. Pues, aun siendo cierto que la sensación tiene por objeto una cosa de tal cualidad, y no solamente una cosa individual, sin embargo, es en todo caso necesario que al sentir esa cosa de tal cualidad la sintamos en un lugar y en un momento concretos. Pero el universal, lo que se aplica a todos los casos, no puede ser captado por la sensación, porque ni es una cosa determinada ni un momento determinado, pues si lo fuera ya no sería universal, ya que designamos con ese término a lo que es siempre y en todas partes. Dado, pues, que las demostraciones son universales y que las nociones universales no pueden ser captadas por medios meramente sensoriales, es claro que no hay ciencia por la sola sensación. Por lo demás, es manifiesto que incluso si fuera posible captar por sensación que los ángulos de un triángulo son iguales a dos rectos, seguiríamos teniendo que buscar una demostración y no tendríamos aún (como algunos lo pretenden) un conocimiento científico de esa igualdad: porque la sensación remite necesariamente a lo individual, mientras que la ciencia consiste en el conocimiento de lo universal (ARISTÓTELES. Analíticos posteriores, I, 31. Ed. Gredos)