>  El alfabeto latino
>  Morfema y palabra
>  El latín como lengua flexiva
>  La flexión nominal
>  La flexión verbal
>  La concordancia y el orden de palabras
>  Estructuras oracionales básicas
  · Introducción
  · Sujeto, verbo, complemento directo
  · La concordancia
  · Otros complementos
  · Oraciones simples
  · Oraciones compuestas
  · Oraciones coordinadas
  · Oraciones subordinadas
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Elementos básicos de la Lengua Latina
Estructuras oracionales básicas [Autoevaluación]

Oraciones coordinadas


Son las oraciones compuestas más fáciles de comprender y por esta razón comenzamos por ellas. Se clasifican en función del tipo de unión que las enlaza. Advertimos que las conjunciones o nexos coordinantes pueden unir oraciones pero también otros elementos de la misma función como sintagmas, sustantivos, adjetivos, etcétera. Las oraciones coordinadas son éstas:

  • Yuxtapuestas. La característica de estas oraciones es que no tienen ningún nexo o conjunción que las una. Un ejemplo en latín es la famosa frase de César recogida por Suetonio (37, 2): veni, vidi, vici. En latín es muy común y tiene muchas veces un fuerte valor contrastivo, que a veces podremos traducir por una adversativa en español. Por ejemplo, esta frase de Séneca Ep. 4, 5 Plerique ….vivere nolunt, mori nesciunt.
  • Copulativas. Entre las oraciones el nexo es la unión más simple el ‘y’ y su variante negativa ‘ni’. En latín hay cuatro formas de decir ‘y’: -que, ac, atque, y et. Hay que tener en cuenta que el nexo copulativo puede unir no sólo oraciones, sino dos elementos cualesquiera de igual función. Pondremos como muestra el Beatus ille horaciano: Beatus ille qui…neque excitatur classico miles truci / neque horret iratum mare .
  • Disyuntivas. Expresan la separación de varias opciones a menudo de forma excluyente; se construyen con la conjunción o y sinónimas; en latín aut. Veámoslo en boca de Cicerón: Domo 56, 55, 26. Quid igitur ego cessi, aut qui timor fuit? .
  • Adversativas. Señalan el contraste entre dos oraciones. Las conjunciones adversativas son varias, como sed, tamen, autem. Sigamos con Cicerón en las cartas a Ático: litteras tuas minus paulo exspecto quam si Romae esses, sed tamen exspecto.
  • Causales. Formulan una relación de causa entre dos oraciones. Los nexos en latín son varios como nam, enim, etc. Veamos un ejemplo de Tito Livio: igitur illorum poenam in se vertit; nam … concursu facto interficitur.
  • Ilativas. Sirven para introducir o cerrar un texto o una conversación. Las conjunciones más comunes son igitur, ergo. Un ejemplo es la frase anterior.