>  El alfabeto latino
>  Morfema y palabra
>  El latín como lengua flexiva
>  La flexión nominal
>  La flexión verbal
>  La concordancia y el orden de palabras
>  Estructuras oracionales básicas
  · Introducción
  · Sujeto, verbo, complemento directo
  · La concordancia
  · Otros complementos
  · Oraciones simples
  · Oraciones compuestas
  · Oraciones coordinadas
  · Oraciones subordinadas
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Elementos básicos de la Lengua Latina
Estructuras oracionales básicas [Autoevaluación]

Sujeto, verbo, complemento directo

Los constituyentes básicos de la oración latina son el sujeto y el predicado, cuyo núcleo es el verbo en la mayoría de las ocasiones. Como ya se habrá estudiado en lengua y literatura, el sujeto es la parte de la oración que concuerda con el verbo en número y persona.

SUJETO

C. DIRECTO

VERBO

 Ptos:

En latín tenemos la ventaja de que este sujeto además de concordar con el verbo debe estar obligatoriamente en nominativo. Así en latín : puer panem edit y vulnus mihi dolet.

Pero esta indudable ventaja trae también una importante pega. El hecho de que el nominativo haga reconocer al sujeto permite alterar el orden habitual de palabras sin que se cometa ninguna incorrección. De esta manera las frases anteriores se podrían decir: panem puer edit o edit panem puer o edit puer panem


Traduce los elementos básicos II

Traducción asistida II-1 (Habet suum...)
Traducción asistida II-2 (Etiam capillus...)
Traducción asistida II-3 (Frenos imponit...)
A veces la casualidad hará que una oración se entienda sin necesidad de análisis, como en videmus naves o fontes fluebant. Pero en la mayoría de ocasiones la simple lectura de una frase no bastará para comprenderla, incluso conducirá a error. Así en naves undae rumpunt será fácil pensar en el sentido contrario "los barcos rompen las olas" que, sin embargo, es erróneo.

De entre los elementos que podemos encontrar en el predicado verbal destacamos el complemento directo. De hecho, en gramática estas oraciones con complemento u objeto directo se distinguen de las demás con el nombre de oraciones transitivas, frente al resto que llamaremos oraciones intransitivas.


Completa más refranes de Publilio Syro

    En latín tenemos la ventaja añadida de que el complemento directo debe estar en acusativo a la fuerza. Esto nos lleva a la misma situación que vimos con el nominativo.