>  El alfabeto latino
>  Morfema y palabra
>  El latín como lengua flexiva
>  La flexión nominal
>  La flexión verbal
>  La concordancia y el orden de palabras
  · Introducción
  · Concordancia
  · Orden de palabras
>  Estructuras oracionales básicas
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Elementos básicos de la Lengua Latina
La concordancia y el orden de palabras [Autoevaluación]

Orden de palabras

En la oración el sujeto suele preceder al predicado.  Dentro del predicado en latín el verbo suele ocupar la última posición. A este orden lo llama Rubio en su Sintaxis estructural el ordo rectus, un ejemplo será mater puerum amat, “la madre quiere a su hijo”. Pero este orden habitual se puede alterar por múltiples factores. En primer lugar es muy común que el sujeto no esté expreso.

Las alteraciones son posibles siempre que se preserve la identificación de los elementos de la frase. En español el avión vuela  o vuela el avión  son órdenes posibles porque queda clara la sintaxis. En latín el orden habitual lo encontramos, como en hi omnes lingua, institutis, legibus inter se differunt. “todos estos se diferencian entre sí por su lengua sus instituciones y sus leyes”.

Orden de palabras
Orden de palabras

Pero encontramos también fácilmente otros órdenes: Legem nocens ueretur, fortunam innocens. “El criminal teme la ley, el inocente la suerte”. La alteración del orden se debe a muchos factores. En el ejemplo anterior se debe a que el primer elemento de la frase recibe un mayor énfasis. Lo mismo podemos decir de Perdit non donat qui dat nisi sit memoria. “Pierde, no regala el que da, a no ser que sea con recuerdo”.


Otras veces serán razones de métrica  -el verso necesita determinada colocación-, estilísticas, etcétera. 

En el caso de oraciones largas, con frases subordinadas, el orden también estará alterado habitualmente.

Los complementos propios de verbo, los complementos circunstanciales en forma de sintagma nominal o adverbios suelen preceder al verbo inmediatamente o con otros elementos entre medias. Por ejemplo, celeriter et ex prouincia litterae Romam uenerunt, “Rápidamente la carta llegó de la provincia a Roma”.

Las palabras que sirven de nexo a la oración se ponen en primer lugar como en  neque multum frumento, sed maximam partem lacte atque pecore vivunt “..ni mucho del trigo, sino que viven la mayor parte del tiempo de leche y carne”, pero si tienen un valor anafórico estos nexos, en segundo lugar como en Reliquis deinceps diebus Caesar silvas caedere instituit,  “A continuación los demás días César decidió cortar árboles.

Existen también palabras que tienden a situarse en segunda posición de la oración, generalmente conectores, estas son, por ejemplo enim, igitur, autem, etc. Se ha tratado de explicar esta posición debido a que en fase indoeuropea debían ser enclíticas y ocupaban forzosamente ese lugar.

El orden de los elementos del sintagma nominal

En la disposición de los elementos del sintagma nominal latino tenemos una situación análoga a la expuesta más arriba. Existe un ordo rectus en palabras de Rubio parafraseando a Quintiliano, pero que puede ser alterado y de hecho lo es, por múltiples causas. 

Orden del sustantivo y el adjetivo

Este ordo rectus u orden habitual dice lo siguiente: las palabras que determinan preceden a las determinadas en general. Sin embargo hay varias excepciones a esto: en primer lugar los adjetivos posesivos pater tuus “tu padre”, los numerales Partes tres, “tres partes”. Sobre los adjetivos calificativos hay división de opiniones, mientras Rubio señala que preceden, Pinkster dice lo contrario. Desde luego se pueden aducir ejemplos en contra y a favor: Senatus populusque romanus, “Senado y pueblo romano” con posposición, tamen omnis artes vetustiores habet, “sin embargo tiene todas las malas artes más viejas” o antecediendo quod dixisse Antimachum clarum poetam ferunt “que cuentan que dijo el famoso poeta Antímaco”.

Orden del complemento del nombre en genitivo y el nombre complementado

Los complementos del nombre en genitivo suelen preceder al nombre al que califican como en De rerum natura “Sobre la naturaleza de las cosas”, interponiéndose, como acabamos de ver, entre la preposición y su régimen.

En aquellos sintagmas nominales formados por un núcleo y uno o varios adjetivos el complemento del nombre en genitivo se intercalará entre ambos: Magnus hostium numerus, “un gran número de enemigos”.


Orden de los sintagmas preposicionales

Las preposiciones preceden a su régimen: ab urbe “desde la ciudad”, in Hispania “en Hispania”. Excepcionalmente las preposiciones pueden estar en anástrofe, laevo in cornu "en el flanco izquierdo". Esta excepción es norma con la preposición cum y los pronombres. Así encontraremos quibuscum, “con los cuales” o mecum “conmigo”, etc.


Los sintagmas preposicionales cuyos núcleos estén determinados por un complemento del nombre en genitivo, intercalarán entre la preposición y su régimen el genitivo. Así el orden habitual será in Romanorum copias,  “contra las tropas de los romanos”.