>  El alfabeto latino
>  Morfema y palabra
>  El latín como lengua flexiva
>  La flexión nominal
>  La flexión verbal
  · Introducción
  · Características de la conjugación latina
  · Persona, número y voz
  · Tiempo, modo y aspecto
  · El enunciado
  · Las conjugaciones
  · Las desinencias
  · El presente de indicativo
  · El Pretérito imperfecto de indicativo
  · El Pretérito perfecto de indicativo
>  La concordancia y el orden de palabras
>  Estructuras oracionales básicas
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Elementos básicos de la Lengua Latina
La flexión verbal [Autoevaluación]

El Pretérito perfecto de indicativo


Expresa el proceso verbal en pasado como hecho terminado, es decir, su aspecto es perfectivo. Con este accidente se opone al pretérito imperfecto de indicativo. Para formar este tiempo los verbos latinos usaban una forma de la raíz distinta a la que llamaremos tema de perfecto o perfectum. Este tema de perfecto se expresaba de distintas maneras. Un estudio detallado se verá en bachillerato. Ahora sólo vamos señalar que la manera más común consiste en añadir al tema de presente una –u/-v. De este modo la división en cinco conjugaciones desaparece en perfecto y se sustituye por las diversas formas de la raíz o tema de perfecto. Pese a esto, en la siguiente tabla listamos el pretérito perfecto de los cinco modelos. De los cinco, tres (amo, habeo y audio) tienen un tema de perfecto terminado en –u/-v. Añadimos al final el del verbo sum.

amavi

habui

rexi

audivi

cepi

fui

amavisti

habuisti

rexisti

audivisti

cepisti

fuisti

amavit

habuit

rexit

audivit

cepit

fuit

amavimus

habuimus

reximus

audivimus

cepimus

fuimus

amavistis

habuistis

rexistis

audivistis

cepistis

fuistis

amaverunt

habuerunt

rexerunt

audiverunt

ceperunt

fuerunt

El pretérito perfecto de indicativo es el tiempo que designa el proceso verbal pasado con desarrollo interno de la acción perfectivo. Es tiempo absoluto. Equivale a los tiempos españoles pretérito perfecto simple o pretérito indefinido

Históricamente, este tiempo se mantuvo en el pretérito perfecto simple o pretérito indefinido, aunque en español perdió parte de sus usos a favor de el pretérito perfecto compuesto. En gallego ha mantenido todo su valor y por eso esta lengua no diferencia entre, por ejemplo, 'vine' y 'he venido'.