>  El alfabeto latino
>  Morfema y palabra
  · Introducción
  · Palabras y clases de palabras
  · Tipos de monemas
  · Tipos de palabras
  · Clasificación de las palabras
  · Los lexemas
  · Morfemas
  · Formación de palabras
  · Derivación
  · Composición
>  El latín como lengua flexiva
>  La flexión nominal
>  La flexión verbal
>  La concordancia y el orden de palabras
>  Estructuras oracionales básicas
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Elementos básicos de la Lengua Latina
Morfema y palabra [Autoevaluación]

Morfemas

La raíz o lexema puede verse aumentada por la presencia de ninguno, uno o varios morfemas. También el acento puede actuar como morfema, así en español 'publico' se opone a 'publicó' únicamente por el acento, siendo sus lexemas y morfemas idénticos.

Entre los morfemas tenemos que destacar las desinencias. Serán morfemas especiales que se hallan al final de las palabras flexivas y que tienen valor gramatical. Los morfemas no tienen independencia y tendrán que estar insertados en una palabra. En español –s es la desinencia de número plural en un sustantivo como 'amigos'.  Esta –s no puede aparecer de modo independiente.

A los morfemas que se incorporan a la raíz los llamaremos de modo genérico afijos. Si estos aparecen delante del lexema, los llamaremos prefijos, como en español 'dis-posición'; si están en medio, infijos o interfijos, como en latín vi-n-co; por último, si están detrás del radical los llamaremos sufijos.

Los morfemas tienen varias finalidades:

  • Cambiar el significado de la palabra: 'normal' /'a-normal'.
  • Expresar en las palabras flexivas distinto caso, género, número, persona, tiempo, voz, modo o aspecto. Dentro de este grupo están las desinencias.
  • Formar nuevas palabras. Así, en 'numer-oso' el sufijo –oso se ha añadido al radical numer- para formar un adjetivo sobre la misma base léxica de, por ejemplo, 'número'.

De la segunda finalidad nos ocuparemos en los dos siguientes temas. De la primera y última nos hemos ocupado en el primer tema del bloque anterior.

Vocal temática y vocal de unión
En las lenguas indoeuropeas, y especialmente en latín y griego, nos vamos a topar a menudo con un morfema especial en algunas palabras variables. Se trata de una vocal que originalmente era e/o, pero que después sufrió modificaciones, de modo que la podemos encontrar con otros timbres como i, u. A esta vocal se la conoce como vocal temática, pues unía el tema o radical de una palabra a la desinencia, como en latín arcaico domin-o-m.

En otros contextos parecidos encontraremos una vocal cuya única misión es la de unir distintos monemas; en este caso la llamaremos vocal de unión, como en art-i-fex.