>  Orígenes del latín
>  Latín clásico y latín vulgar. La formación de las lenguas.
  · Introducción
  · Formación del latín clásico
  · La influencia del griego
  · El latín vulgar
  · Extensión del latín vulgar
  · Cambios fonéticos
  · Cambios morfológicos
  · Las lenguas románicas
  · Particularidades
  · Hispania
>  El latín en las lenguas modernas no derivadas de él
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
   
 

El latín en la historia
Latín clásico y latín vulgar. La formación de las lenguas. [Autoevaluación]

Las lenguas románicas


Breve sipnosis histórica
Muchas de las lenguas románicas medievales desaparecieron o se disolvieron por la influencia y empuje de otras. De las que aún subsisten tenemos también una gran variedad.

Las lenguas románicas al final de la Edad Media
Las lenguas románicas en Europa
al final de la Edad Media

Sitúa las lenguas romances
Sitúa las lenguas romances

Tenemos, por una parte, lenguas asociadas a un gran estado, que se han expandido por todo el mundo, como el francés, español y portugués, al lado de lenguas muy minoritarias que conviven en dura competencia con otras lenguas más poderosas y de las que reciben un enorme influjo, como el rético o el sardo.

El léxico latino en las lenguas actuales
Del resultado de la evolución del latín vulgar nacieron unas lenguas con un léxico en la mayoría de los casos paupérrimo. Éste y otros factores obligaron a nuestras lenguas a recurrir constantemente al latín para incorporar nuevos términos a la lengua. Según el momento o vía de entrada del léxico latino en las lenguas romances, lo clasificaremos en:

    1. ‘Palabras patrimoniales’ o ‘vulgarismos’ a las que entraron en la primera fase evolucionando lentamente desde el latín vulgar. Ejemplo ‘hombre’. Suelen ser términos básicos.

    2. ‘Semicultismos’ a las palabras que entraron en las distintas fases de formación de la lengua y que no estuvieron sujetas a todos los cambios fonéticos y semánticos de las anteriores. Ejemplo en español ‘siglo’.

    3. Palabras que han entrado desde el latín cuando la lengua ya estaba formada en lo esencial. Por ejemplo ‘acto’.

De este hecho deriva el que, en muchos ejemplos, varias palabras romances obedezcan a una sola latina. Por ejemplo: lat. proximum > prójimo y próximo, con un semicultismo y un cultismo derivados de la misma palabra. También lat. depositum > es. depuesto (vulgarismo) y depósito (cultismo).

Distingue término patrimonial y cultismo
Distingue término patrimonial y cultismo

Cambios lingüísticos y fragmentación
Los cambios fonéticos y lingüísticos que se han señalado en latín vulgar son el origen de la fragmentación de la lengua del Imperio en las lenguas románicas.

La cronología de estos cambios es a veces incierta, así como las fases por las que pasó. En una primera fase, podemos hablar de la fragmentación del latín vulgar, o lo que ya podríamos llamar ‘protorromance’, en dos, el romance oriental y el occidental.

Después, cada lengua experimentó un desarrollo individual, pero paralelo entre las distintas zonas de la Romania, con múltiples conexiones entre distintas lenguas. Podemos hablar, por ejemplo, de hechos lingüísticos que afectan a las lenguas periféricas (por., es., ru.) y otros a las lenguas ibéricas. Por ejemplo, el latín quaerere ("buscar") es el origen en gal-por. y es. de querer, frente al resto de la Romania, donde parten del término latino volo ("quiero"), que dio en it. volere, en fr. vouloire y en cat. voler.