>  Orígenes del latín
>  Latín clásico y latín vulgar. La formación de las lenguas.
  · Introducción
  · Formación del latín clásico
  · La influencia del griego
  · El latín vulgar
  · Extensión del latín vulgar
  · Cambios fonéticos
  · Cambios morfológicos
  · Las lenguas románicas
  · Particularidades
  · Hispania
>  El latín en las lenguas modernas no derivadas de él
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
   
 

El latín en la historia
Latín clásico y latín vulgar. La formación de las lenguas. [Autoevaluación]

Formación del latín clásico


Pese a que la variedad del latín que se impuso fue el de la urbs ‘la ciudad de Roma’, el latín clásico no estuvo exento de la influencia del latín de otras localidades del Lacio.

Inscripción en latín clásico
Inscripción en latín clásico. Museos Capitolinos. Roma.

Investiga una inscripción latina 1
Investiga una inscripción latina 1

Además sabemos hoy que en el origen Roma era una ciudad fundamentalmente de agricultores y así lo demuestran las etimologías de muchos términos del culto religioso, el derecho o la vida militar. Destacamos, entre otros, los términos stippulare "estipular", derivado de stippa "paja", o emolumentum "emolumento", derivado de emolere "moler el grano" en el lenguaje del derecho, o cohors "cohorte, parte de una legión", que significaba en origen "corral", y manipulus "manípulo, la subdivisión de la cohorte" que significaba "manojo" en origen.

Crucigrama sobre el latín clásico
Crucigrama sobre el latín clásico

En este sentido los latinos, desde época clásica, al menos, hablaban de un sermo rusticus "habla del campo", opuesta al sermo urbanus, tomando conciencia de esta variedad dialectal del latín.

"En el campo latino se dice ‘edus’ (cabrito) lo que en la ciudad ‘haedus’ con una a añadida como en muchas palabras" Varrón, La lengua latina, 5,97

También tuvieron su importancia en la formación del latín los diversos sustratos y adstratos que rodearon al latín, como el etrusco y las otras lenguas itálicas. A éstas se unió después el adstrato de las distintas lenguas de las provincias que Roma fue conquistando, como el íbero y el celta en Hispania.