>  Orígenes del latín
>  Latín clásico y latín vulgar. La formación de las lenguas.
  · Introducción
  · Formación del latín clásico
  · La influencia del griego
  · El latín vulgar
  · Extensión del latín vulgar
  · Cambios fonéticos
  · Cambios morfológicos
  · Las lenguas románicas
  · Particularidades
  · Hispania
>  El latín en las lenguas modernas no derivadas de él
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
   
 

El latín en la historia
Latín clásico y latín vulgar. La formación de las lenguas. [Autoevaluación]

Introducción


Tras la fundación de Roma y después de un periodo de dominación etrusca y una invasión de los galos (390 a. C.), la ciudad fue extendiendo su imperio por el resto de Italia. A finales del siglo IV a. C. Roma se había impuesto a sus vecinos itálicos.

AR0

Sigue la expansión del latín
Sigue la expansión del latín

Desde el punto de vista de la lengua, esto supuso la dominación de uno de los varios dialectos latinos de que tenemos constancia: el de Roma. Sabemos que difería de la versión del latín de Falerii, el falisco o de Preneste, el prenestino, el de Tíbur (Tívoli) o Túsculo.

Abreviaturas para el estudio del latín vulgar
Abreviaturas para el
estudio del latín vulgar

Por esta razón desde antiguo se consideró el sermo urbanus, "el habla de la ciudad", la forma recta del latín.

Después, la conquista de nuevas provincias para el territorio hasta la de la Dacia (Rumania), por parte de Trajano, supuso la expansión del latín por un inmenso territorio.

Paralelamente a la expansión territorial de Roma, el latín se desarrolló como lengua literaria y como lingua franca, a la vez que el griego, que había tenido estos papeles antes. Desde el siglo II a. C., con Plauto y Terencio, hasta el año 200 d. C. con Apuleyo, entre otros,  tenemos una forma de latín que no tiene ninguna variación sustancial.