>  La lengua y la literatura clásicas como transmisores de cultura
>  Presencia de lo clásico en las Bellas Artes
  · Introducción
  · Renacimiento
  · Barroco
  · Neoclasicismo
>  El cómputo del tiempo
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Mundo Clásico y Mundo Moderno
Presencia de lo clásico en las Bellas Artes [Autoevaluación]

Neoclasicismo

A mediados del siglo XVIII se produce una reacción contra los excesos del Barroco y del Rococó y se impone una vuelta al clasicismo, con el llamado estilo neoclásico. El conocimiento del pasado clásico se amplía con el descubrimiento y excavación de las ruinas de Pompeya y Herculano, a las que seguirán otros yacimientos a lo largo del siglo XIX.

Arquitectura
El arte
neoclásico, que tal es el nombre del nuevo estilo, surge en Inglaterra, como tributo de admiración al arquitecto renacentista Palladio. No obstante, será en Francia donde encontremos una mayor proximidad a los modelos que podemos considerar clásicos. Así, Soufflot, inspirándose en las ruinas de Paestum, construirá la iglesia de Santa Genoveva, actualmente Panteón. Por su parte Vignon en la iglesia de La Madeleine mezcla la arquitectura romana (templo sobre podium) con la forma griega de templo períptero.

En Estados Unidos la arquitectura neoclásica es introducida por Jefferson en su villa de Monticello y, más tarde, se construirá El Capitolio de Washington, quizás el monumento neoclásico más famoso.

El Capitolio
Puzzle del Capitolio de Washington

Escultura

Estatua de la Libertad
Puzzle de la Estatua de la Libertad

En escultura, Antonio Cánova y el danés Thordwaldsen destacan sobre el resto. Sus creaciones, realizadas en mármol blanco, reflejan la influencia de la escultura griega. Mientras que Cánova  parece inspirarse en la época helenística (Tres Gracias, Venus itálica,...), Thordwaldsen lo hace en la época clásica del siglo V-IV a. C. (Jasón, Ganímedes y el águila de Zeus).

Pintura
La pintura es esencialmente fría y academicista, con predominio de la línea sobre el dibujo, y con una búsqueda exagerada de la perfección formal y de la ambientación de momentos épicos y grandilocuentes. El pintor más importante fue
Jacques Louis David, autor del Rapto de las Sabinas o el Juramento de los Horacios.