>  La lengua y la literatura clásicas como transmisores de cultura
  · Introducción
  · La lengua de Grecia
  · La lengua de Roma
  · La base de las ciencias y las técnicas
  · La literatura griega
  · La literatura latina
  · La épica
  · La lírica
  · El teatro
  · La novela y la oratoria
>  Presencia de lo clásico en las Bellas Artes
>  El cómputo del tiempo
   
  [Mapa conceptual]
  [Glosario del tema]
 

Mundo Clásico y Mundo Moderno
La lengua y la literatura clásicas como transmisores de cultura [Autoevaluación]

La lengua de Roma


El mundo helenístico

Allá por el año 300 a. C., cuando Roma empieza a expandir su

Asocia términos
Asocia vidas paralelas

poder y comienza su literatura, se encuentra en contacto con el mundo helenístico en pleno apogeo de creación literaria y científica. Pese a que este ámbito tuvo todavía muchos años de esplendor, comenzó un lento declinar causado entre otros motivos por el avance imparable de Roma. Como anécdota ilustrativa de la situación, podemos traer a colación la suerte que tuvo
Arquímedes de Siracusa, posiblemente el matemático más ilustre de la Antigüedad. Cuando las legiones entraron en la ciudad, Arquímedes fue muerto por los romanos.

Pero fue este mundo helenístico el que fue empapando al latín con sus términos ya creados en casi todas las ciencias y artes, y el que sedujo a Roma con sus creaciones literarias que marcaron prácticamente toda la literatura latina en sus aspectos formales y en sus contenidos. Ilustremos con el ejemplo de Virgilio esta situación. La principal obra de Virgilio, la Eneida, recoge las antiguas leyendas sobre la fundación de la ciudad de origen autóctono, pero la estructura, los contenidos, están fuertemente impregnados de los poemas homéricos; la épica latina no se puede entender sin la épica griega.

Lengua de cultura

La filosofía, indudable creación de los griegos, se difundió por Europa gracias a la obra, entre otros, de Cicerón y Séneca, que alumbraron numerosos vocablos latinos traduciendo los del griego que antes habían creado Platón y Aristóteles. En términos parecidos podríamos hablar de muchas otras ciencias y artes.

Inscripción latina
Reconoce palabras en latín

Esto convirtió al latín ya en la Antigüedad en la lengua de la cultura, la ciencia y las altas magistraturas. Este papel lo ha tenido el latín hasta los albores del siglo XIX, de modo que era la lengua en que se redactaban los tratados científicos, los tratados internacionales, los documentos notariales y cancillerescos, etcétera. Por esta razón, por ejemplo, la contabilidad crea su terminología en latín y hoy decimos déficit y superávit.

Expresiones latinas
Utiliza el latín en nuestra lengua

Aún hoy conserva, en parte, estos usos. Pero el latín también tuvo algunas aportaciones muy importantes a la lengua científica y técnica. Entre éstas, resaltamos el Derecho, base del orden social y político de nuestro mundo actual. De la misma manera que hemos visto con el griego, muchos elementos de la lengua latina están hoy vivos en las lenguas modernas, aparte de los elementos léxicos.

Glosar estos elementos sería interminable, sobre todo, en el caso de las lenguas románicas. Señalemos algún aspecto, a modo de muestra: Los sufijos para hacer sustantivos –tat y –tion forman parte de muchas de las lenguas occidentales, además del las romances como del inglés en 'faculty' y 'dictation' o del alemán en 'Universität' y 'Aktion'.

La herencia del latín
Otro aspecto fundamental que aumenta la importancia del latín fue el enorme número de hablantes con que contó en relación al griego y a cualquier otra lengua antigua. A la cantidad de hablantes se agrega la vastísima extensión territorial que alcanzó el Imperio, especialmente a partir de las conquistas de César en el s. I a. C. y de Trajano dos siglos después. Por esta razón la parte fundamental del saber de la Antigüedad se trasmitió a la posteridad por medio del latín. Más tarde estos términos latinos han ido pasando a las lenguas modernas.

El último gran aspecto que queremos resaltar con relación al latín es la continuidad que esta lengua ha tenido en las lenguas románicas. Entre éstas, el español, el francés y el portugués han extendido su dominio por los cinco continentes, constituyendo en la actualidad uno de los grupos lingüísticos más importantes por el número de hablantes y por su peso cultural, científico y económico. Pero la influencia del latín no acaba en las lenguas románicas y las lenguas científicas, técnicas o sectoriales, alcanza igualmente, en mayor o menor medida, a todas las lenguas occidentales constituyendo una de las fuentes más recurrentes para la creación de léxico. Por ilustrar esto con un ejemplo, en inglés, lingua franca de la actualidad, el léxico de origen latino es mayoritario, sobrepasando incluso al de origen germánico.