Cántabros y astures

En Occidente casi toda España estaba pacificada, excepto la que pegada a los Pirineos está bañada por el océano. Allí dos poderosísimos pueblos, los Cántabros y los Astures, se movían libres de la dominación. El pueblo de los Cántabros fue el más duro y persistente en rebelarse, y, no contento con defender su libertad, hostigaba1 a los vecinos Vacheos, Turmogos y Autrigones con numerosos ataques.

(FLORO. Epítome II, 33)


NOTAS: 1 "atacaba frecuentemente"