El poder militar de Roma

Anda y anuncia a los romanos que es voluntad de los dioses celestiales que mi Roma sea la capital del mundo. Por tanto que ellos practiquen el arte militar  que sepan, y que así se lo comuniquen a sus sucesores que no habrá poder humano capaz de resistir a las armas romanas. (TITO LIVIO)