Preocupación por la mejora de la calidad de vida

Lo que demuestra, sin embargo, que Augusto buscaba exclusivamente por este medio el bienestar del pueblo y no su favor, es que habiéndose suscitado quejas cierto día acerca del alto precio del vino, reprimió los gritos y dijo indignado que al establecer su yerno Agripa muchos acueductos, había atendido suficientemente a que nadie tuviese sed. (SUETONIO. Vida de los doce césares, Augusto)