Protección de los esclavos

Con satisfacción me he enterado de que vives familiarmente con tus esclavos. Tal comportamiento está en consonancia con tu prudencia, con tus conocimientos. "Son esclavos". Pero también son hombres. "Son esclavos". Pero también comparten tu casa. "Son esclavos". Pero también humildes amigos. "Son esclavos". Pero también compañeros de esclavitud, si consideras que la fortuna tiene los mismos derechos sobre ellos que sobre nosotros.

(SÉNECA. Cartas a Lucílío V, 47)

(Doble espacio)