El rapto de la primavera

FloraPerséfone, según la mitología griega, era hija de Zeus y de Deméter diosa de la tierra y de la agricultura. Hades, dios de los infiernos y el mundo subterráneo se enamoró de Perséfone y quiso llevársela consigo, pero Deméter no estuvo de acuerdo. Hades raptó a la muchacha mientras estaba recogiendo flores y la llevó a su reino. Deméter se entristeció tanto que murieron todas las plantas y el hambre devastó la tierra. Así que Zeus envió a Hermes, mensajero de los dioses, para que recuperara a Perséfone y la devolviera a su madre. 

Hermes tomó a Perséfone y la llevó a la entrada del reino de ultratumba. Cuando Perséfone regresó pareció como si el mundo renaciera. El invierno se alejó, dando paso a la primavera.

Pero Hades le había pedido que comiera un grano de granada, el alimento de los muertos. De esta manera, se vio obligada a volver a los infiernos. Deméter dijo entonces que permanecería estéril hasta que su hija volviera. 

Los dioses se reunieron y  llegaron a un acuerdo: Perséfone pasaría nueve meses al año con su madre y los otros tres en el Hades. Mientras estaba lejos de su madre, ésta cumplía su venganza haciendo reinar al invierno. A la vuelta de Perséfone a la tierra, florecía la primavera.

(Doble espacio)