Darío, rey de los persas, intenta extender su imperio a Europa

El rey de Asia [Darío], no contento con los bienes de que disponía y esperando incluso poder esclavizar a Europa, puso en movimiento un ejército de cincuenta miríadas; y creyendo que, si conseguían de grado la amistad de esta ciudad o si la sometían por la fuerza, podrían dominar con facilidad a la multitud de los otros pueblos griegos, desembarcaron en Maratón en la creencia de que así era como los encontrarían más desprovistos de aliados. (LISIAS. Discurso fúnebre, 21)

 

(Doble espacio)

   

NOTAS: