Cultismos

Ciencias,filosofía, progresos técnicos, cuestiones sociales exigen constante ampliación de nomenclatura...Los progresos de la técnica se reflejan en la entrada de estereotipia, litografía, fotografía, locomotora, telégrafo, fonógrafo, teléfono, etc.
La vida intelectual promueve la fundación de ateneos
y liceos; se abren museos y exposiciones de pintura; y La filarmonía o afición a la música introduce melómano y difunde acorde, unísono, sinfonía, corista.
En el léxico de la política entran en uso ministerial, gubernamental, progresista, centralizar, interpelación, indemnidad, demagogia, terrorismo, etc.
El periódico y la oratoria fabrican a cada momento derivados como
posesionar, confusionismo, intervencionismo, capacitación, juridicidad, partidista, obstruccionista.
La introducción de palabras tomadas del latín y del griego hace que el vocabulario moderno carezca de íntima coherencia. Las relaciones semánticas suelen no estar acompañadas por la semejanza fonética (hijo-filial; hermano-fraterno;igual-equidad; ojo-oculista-oftalmólogo; caballo-equino-hípico; plomo-plúmbeo) y el léxico se hace cada vez más abstracto e intelectual.

(LAPESA,R.  Historia de la lengua española, pag. 452-453.)

      
(Doble espacio)

   

NOTAS: