>  Transmisión de la Cultura Clásica
>  Presencia de la civilización clásica
  · Los filósofos presocráticos
  · Aristóteles y el método lógico
  · La ciencia helenística. I. Arquímedes
  · La Ciencia helenística. II. Matemáticas y Astronomía
  · La Medicina
  · La ciencia en Roma
>  Pervivencia de elementos lingüísticos grecolatinos
   
   
  [Glosario del tema]
 

Del Mundo Clásico al mundo actual
Presencia de la civilización clásica [Autoevaluación]

La ciencia en Roma

En general, la Ciencia en Roma recogió todos los contenidos anteriores, pero no el método de investigación. Un ejemplo claro es la Historia Natural de Plinio el Viejo (23-79 d. C.) que está formada por treinta y siete libros de hechos extraídos de más de dos mil obras de autores pasados.


La bomba de agua de Ctesibios


Tan sólo la aplicación de los adelantos de la ingeniería helenística a las obras públicas y la difusión de la medicina, mediante centros abiertos en las provincias, pueden ser considerados una excepción.

En cambio, la alquimia se desarrolló a partir del siglo II d. C. Esta disciplina pretendía que los metales eran organismos vivos que progresaban hacia el oro, que era el más perfecto de todos ellos. Alterando o acelerando el proceso, de cualquier metal se podría obtener oro y a este empeño se dedicaron todos los alquimistas. La idea era errónea pero supuso descubrimientos accidentales que nos sitúan en el origen de la Química.

A partir del siglo IV d. C., destruida gran parte de la Biblioteca de Alejandría, depósito de todo el saber antiguo, y en pleno proceso de desintegración del Imperio romano de Occidente, se volverá a mezclar la religión con la ciencia, hasta el punto de volver a considerar la Tierra plana para asemejarse al tabernáculo o lugar donde se encontraba el arca con el Viejo Testamento. Tan sólo Bizancio mantendrá abiertas la Academia y el Liceo hasta que en el año 529 Justiniano ordene cerrarlas.