>  Transmisión de la Cultura Clásica
>  Presencia de la civilización clásica
  · Los filósofos presocráticos
  · Aristóteles y el método lógico
  · La ciencia helenística. I. Arquímedes
  · La Ciencia helenística. II. Matemáticas y Astronomía
  · La Medicina
  · La ciencia en Roma
>  Pervivencia de elementos lingüísticos grecolatinos
   
   
  [Glosario del tema]
 

Del Mundo Clásico al mundo actual
Presencia de la civilización clásica [Autoevaluación]

La Medicina




Juramento Hipocrático


Los médicos merecen un capítulo aparte puesto que eran una excepción dentro de los pensadores griegos. Así, Hipócrates de Cos (460-377 a. C.) estuvo preocupado por el bienestar de los ciudadanos y se dedicó a buscar una explicación natural en las diferentes enfermedades.

Según su teoría más importante, el cuerpo se compone de cuatro humores: sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra. La causa de la enfermedad es el desequilibrio entre estos elementos y la preponderancia de uno sobre otro. Es la llamada fluxión de humores. Todo este saber quedó recogido en un Corpus Hipocraticum, que se ordena según temas hasta alcanzar una gran variedad de libros que eran conocidos en todo el mundo helenístico y tuvieron una gran influencia hasta el siglo XVIII.

Sabemos que Hipócrates construyó un hospital y en él llevó a cabo intervenciones quirúrgicas, a la vez que formaba nuevos discípulos que debían realizar un juramento en el que se comprometían a defender, ante todo, la dignidad y la vida del paciente.
 Pero los médicos griegos, a pesar de su buena voluntad, seguían chocando con la oposición religiosa. Así, antes que Hipócrates, el médico Alcmeón había iniciado la disección de cadáveres con el fin de avanzar en el conocimiento de la anatomía humana. Esta práctica fue prohibida y los médicos tuvieron que ubicar los órganos palpando a los pacientes o analizando el interior de los animales.

Galeno (129-199 d. C.) es el último de los grandes médicos de la Antigüedad y reunió su saber en una obra que se compone de casi cuatrocientos libros. Galeno partía del principio de la lógica como saber necesario e instrumento imprescindible para entrar en la naturaleza de los cuerpos mediante el análisis y la síntesis. Aunque asumió las ideas generales de la anatomía aristotélica también recogió principios hipocráticos y experiencias de sus maestros en Pérgamo, Alejandría, Esmirna y Corinto. Estableció las bases del funcionamiento del organismo aunque con algunos errores por suponer la existencia, en el cuerpo humano, de estructuras propias de los animales que diseccionaba.