>  Transmisión de la Cultura Clásica
>  Presencia de la civilización clásica
  · Los filósofos presocráticos
  · Aristóteles y el método lógico
  · La ciencia helenística. I. Arquímedes
  · La Ciencia helenística. II. Matemáticas y Astronomía
  · La Medicina
  · La ciencia en Roma
>  Pervivencia de elementos lingüísticos grecolatinos
   
   
  [Glosario del tema]
 

Del Mundo Clásico al mundo actual
Presencia de la civilización clásica [Autoevaluación]

La Ciencia helenística. II. Matemáticas y Astronomía

Los planetas vistos desde la tierra 
Así se ven pasar los planetas mirando al cielo desde la tierra. Por eso los antiguos pensaban que los planetas giraban alrededor de la tierra.

Aunque otras civilizaciones se valieron de unas matemáticas aplicadas para la construcción de diversos edificios, el primer sistema sofisticado de ideas matemáticas proviene de Grecia. Sus máximos representantes de lo que hoy llamaríamos la cultura y el pensamiento, sin duda, llegaron a creer que el mundo estaba compuesto de acuerdo con patrones matemáticos. Estas disciplinas conocieron en Época Helenística grandes avances.

Euclides de Atenas (330-260 a. C.) desarrolló sus principios de Geometría en un libro llamado "Los Elementos", en el que se establece la regla precisa de cómo usar la Geometría por parte de los matemáticos.


Pon en marcha el Sistema Solar

Aristarco de Samos (310-230 a. C.) intentó calcular la distancia entre el Sol y la Luna y llegó a la conclusión de que el Sol estaba veinte veces más lejos de la Tierra que de la Luna.


Asocia los sabios con sus obras

Los cálculos de Eratóstenes
Eratóstenes se dio cuenta de que la tierra era redonda mirando la diferencia entre las sombras que proyectaban objetos iguales situados en distintas latitudes a la misma hora del día.

Eratóstenes de Cirene (284-192 a. C.) midió el tamaño de la Tierra y extrajo el resultado de 250.000 estadios de circunferencia con un error de 80 Kms y medio sobre el tamaño real ( él no sabía que la tierra se encuentra achatada en los Polos) y también trazó un mapa terrestre con líneas de latitud y longitud.

En este mapa separó cinco zonas: dos frías, dos templadas y una tórrida.

A partir de su obra, llamada Geographica, la Geografía se desarrollará rápidamente añadiendo a los relatos y descripciones de los marinos griegos los conocimientos de Astronomía, Matemáticas y Geometría.

Hiparco de Nicea (190-120 a. C.) continuó el trabajo de Aristarco sobre los tamaños y distancias del Sol y la Luna, y determinó la posición de más de mil estrellas. En esta misma línea trabajarán Posidonio de Apamea y Gémino de Rodas.

Pero el más grande geógrafo de la Antigüedad será Claudio Ptolomeo (85-165 d. C.) que estableció, con mayor precisión, la distancia entre la Tierra y la Luna, que fijó en 29'5 diámetros terrestres. Además, aplicó todos los conocimientos teóricos sobre las mediciones matemáticas para elaborar mapas. Así, compuso ocho libros, conocidos como Cosmografía, en los que se contienen posiciones de lugares con su latitud y longitud, así como mapas, que extendían el mundo conocido más allá de las descripciones de Eratóstenes. No obstante, sus cálculos eran erróneos y así, la distancia entre Europa y Asia, por mar, era mucho menor que la real. Ello indujo al error a Cristóbal Colón y le llevó a encontrarse con una tierra que no preveía: América.