>  ¿Sabías que...?
  · A.M. y P.M.
  · Corrupción en Roma
  · El zodiaco
  · Expresiones
  · Familia
  · Fútbol romano
  · La "media naranja"
  · La Vía Láctea
  · Lesbiana
  · Marcas comerciales
  · Miss universo
  · Pepe"
  · Plus Ultra
  · SNOB
>  Enigmas
>  Palíndromos
>  Citas
   
   
 


Miss universo

¿SABÍAS QUE... la primera elección de Miss Universo no fue televisada ni radiada, sino que se cantó en los poemas de los antiguos escritores grecolatinos?

  • La región donde tuvo lugar tan rocambolesco concurso fue la Tróade, y el escenario no fue el plató de un estudio televisivo, sino las laderas del monte Ida, cercano a la ciudad de Troya, al norte de la actual Turquía.
  • Hasta allí se trasladaron las bellas concursantes, Atena, diosa griega de la sabiduría; Hera, diosa del matrimonio y, cómo no, Afrodita, diosa del amor y la belleza.
  • El apuesto juez, encargado de la díficil decisión que le granjearía la eterna enemistad de las perdedoras a cambio de la infinita gratitud de la ganadora, se llamaba Paris y no era un presentador profesional, sino que trabajaba en el campo como pastor de ovejas, pero además era un príncipe, aunque él a la sazón no lo sabía. Lo escogió entre los mortales el propio Zeus, por su gran belleza e inocencia. Y se encargó de comunicárselo el mensajero de dioses Hermes (Mercurio, entre los romanos).
  • Así que allí estaban el joven Paris, tembloroso y atormentado por la duda, el mensajero Hermes y las tres diosas. Las pruebas por las que tuvieron que pasar las concursantes se parecen mucho a cualquier otra de un programa televisivo cualquiera, pero en esta ocasión cada una de las diosas ofreció al joven Paris una recompensa a cambio de que la eligiera a ella entre las tres:
    • Hera prometió a Paris un matrimonio dichoso lleno de riquezas.Atenea
    • Atena le prometió que le haría el hombre más inteligente del mundo.
    • Por fin la bella Afrodita, que para la ocasión vestía por todo ropaje un cinturón con poderes mágicos, le encandiló con la propuesta de conseguir que la mujer más hermosa de la Tierra, Helena, se enamorase de él. Sólo había un pequeño problema: como era griega tendría que viajar hasta su palacio y raptarla. 
  • "Los rasgos de su rostro son tenues y delicados. Largos, sedosos y rubios son sus cabellos. Sus muslos parecen hechos expresamente para que los acaricien manos viriles. Sus pezones son como granos de uva empapados de sol. Su pecho es cálido y tierno como...
     -¡Basta, basta, la quiero! -gritó Paris sin darle siquiera tiempo para que especificara a qué se parecía el pecho.
     Entre el poder, la inteligencia y el amor, Paris había escogido el amor. Para establecer su elección Paris entregó como premio a Afrodita una manzana de oro, la manzana que tantas discordias de belleza había ocasionado entre las tres diosas; luego vino una guerra, la guerra de Troya"
    (...pero ésta es ya otra historia.)

Luciano de Crescenzo, Helena, Helena, amor mío. Ed. Seix Barral, 1991, pp.27-40).