Ciclo formativo: Módulo: Tratamiento de imágenes
Preimpresión en Artes Gráficas
  Formación en línea   Unidad didáctica
9
 Química fotográfica
      
   
  UD 9
  Índice
  Introducción y objetivos
  Guía del tutor
  Guía del alumno
  Mapa conceptual
  Contenidos
  Actividades
  Simulaciones
  Esquema-resumen
  Autoevaluación
  Glosario
  Recursos
     
    Créditos
 
Contenidos
   
10. Variables o factores que influyen en el revelado

Tal vez este punto sea el más importante en lo relativo a la química fotográfica. La mayoría de los problemas y defectos que aparecen en el fotolito suelen estar causados por un procesado incorrecto. Vamos a conocer a continuación qué factores influyen en el revelado:

- Tiempo de revelado. El tiempo que permanece la película expuesta en el revelador determina el nivel de densidad a alcanzar. Se pueden producir dos problemas, el sobrerevelado (que provocaría un incremento de densidad de la película, ennegreciéndose sales de plata no afectadas por la luz, a un nivel práctico se pedería detalle en el área de sombras), otro problema puede ser el subrevelado (esto causaría una baja densidad, causando un afinamiento de punto durante el pasado de planchas, al atravesar la luz el área imagen del fotolito y afectar excesivamente a la emulsión de la plancha).

- Temperatura del revelador. Para que el revelador actúe, se hace necesario calentarlo hasta una temperatura determinada (aproximadamente de 25 a 35 grados, dependiendo de lo recomendado por el fabricante). Por debajo de estas temperaturas el revelado no sería correcto y podrían aparecer áreas con densidad baja.

- Agotamiento del revelador. Son dos las causas por las que el revelador se agota. Por un lado la exposición al aire, provoca la oxidación del revelador (fácilmente detectable ya que el revelador en los depósitos se oscurece) por otra dependiendo de la cantidad de película revelada, el revelador va cediendo componentes (sustancia reductora) a la película fotográfica, con lo que el revelador pierde sus propiedades. Para solucionar este problema se emplea la regeneración, esto consiste en aportar cantidades determinadas de revelador fresco al revelador en uso, mediante las bombas y bidones de la procesadora. La cantidad de revelador a regenerar, depende de la cantidad de película, tipo de imagen (positivo o negativo) y de las condiciones ambientales del laboratorio.

- Agitación. Para conseguir un revelado uniforme de toda la superficie de la película, se hace necesario mantener un flujo de revelador en movimiento sobre el material sensible. La aparición en la película con áreas de diferente densidad es síntoma de un problema en la agitación.

- Disolución. Es importante respetar las proporciones de diluyente (agua) y el revelador a la hora de su preparación, estas proporciones vienen determinadas por el fabricante y suelen estar indicadas en las botellas de revelador. Si se produce un incremento del diluyente con respecto al revelador, esto causa una densidad baja en la emulsión.



Fig. 09: En la imagen se puede observar parte de la gama de productos químicos RA, para procesado de películas de preimpresión de la marca Kodak, entre ellos: revelador (líquido concentrado y en polvo) y el fijador