Ciclo formativo: Módulo: Tratamiento de imágenes
Preimpresión en Artes Gráficas
  Formación en línea   Unidad didáctica
4
 El color y su reproducción
      
   
  UD 4
  Índice
  Introducción y objetivos
  Guía del tutor
  Guía del alumno
  Mapa conceptual
  Contenidos
  Actividades
  Simulaciones
  Esquema-resumen
  Autoevaluación
  Glosario
  Recursos
     
    Créditos
 
Contenidos
   
5. Cartas de color
5.2. Interpretación


La carta de tonos se distribuye por zonas. Cada una de ellas contiene como fijo un porcentaje de trama de un color (normalmente el amarillo). Cada parche de una zona aportará variaciones de la trama de los otros dos colores primarios. En sentido horizontal hay un aumento gradual de la trama del segundo color y en el sentido vertical un aumento de la trama del tercer color.

Cada cuadrado tiene, pues, una característica diferente a los demás en color por cuanto que sus porcentajes de trama variarán.

Con intervalos de trama de 10 % se consiguen un total de 10 zonas que comportan 999 tonos; el tono 1.000 sería el blanco, o sea, combinación de las tramas 0 % en los tres colores.

Las cartas de tonos pueden presentar otras apariencias o métodos de lectura, pero en cualquier caso los principios de consecución de un tono serían los mismos.

Para observar en cualquier carta un tono correctamente, sin que éste quede influenciado por los que lo rodean hay que aislarlo. Para ello, realizaremos sobre una cartulina blanca una perforación que abarque sólo el tono a observar. Colocándola sobre la carta, haciendo coincidir la perforación sobre el tono, veremos sólo la coloración del mismo sin estar influenciado por los de su alrededor. Compruébese cómo el tono varía de observarlo así a observarlo en compañía de los otros. Hay quienes realizan esta prueba con cartulina negra, consiguiendo una visión del tono menos luminosa; de hecho para obtener una visión correcta, de cómo se mostrará el tono en el impreso, deberíamos utilizar una cartulina o papel del color que estará alrededor del tono en cuestión.