Ciclo formativo: Módulo: Tratamiento de imágenes
Preimpresión en Artes Gráficas
  Formación en línea   Unidad didáctica
1
 Tratamiento de imágenes y el proceso de preimpresión
      
   
  UD 1
  Índice
  Introducción y objetivos
  Guía del tutor
  Guía del alumno
  Mapa conceptual
  Contenidos
  Actividades
  Simulaciones
  Esquema-resumen
  Autoevaluación
  Glosario
  Recursos
     
    Créditos
 
Contenidos
   
4. Técnicas convencionales o fotográficas de tratamiento de imágenes: La fotomecánica

Durante la mayor parte del siglo XX, los procesos de reproducción y tratamiento de los originales estaban basados en técnicas fotográficas y/o fotomecánicas.

Estas técnicas pasaban a grandes rasgos por una serie de procesos que podemos resumir de la forma siguiente:

- Preparación y cálculo del original
- Obtención del negativo
- Procesado
- Corrección y retoque del negativo
- Obtención del positivo
- Procesado
- Corrección y retoque del positivo
- Preparación fotomecánica
Los procesos de preparación y cálculo de originales no diferían mucho de los actuales; era necesario la clasificación de los mismos, según sus tonos y contrastes y realizar (según las indicaciones del arte final, elaborado por el diseñador) los cálculos de formato y reproducción para su posterior ampliación, reducción y recorte al tamaño requerido en la impresión final.
En cuanto a la obtención del negativo, éste se podía realizar en tono continuo o directamente tramando (mediante trama de contacto, véase UT06: El tramado ). Las cámaras reprográficas han evolucionado mucho desde las grandes cámaras de galería de los años 1950 y 1960 hasta las cámaras verticales más compactas típicas de los años 80 y 90.

Figura 3: Cámara reprográfica vertical AGFA REPROMASTER (*)

A grandes rasgos estas cámaras estaban dotadas de un portaoriginales, unas fuentes luminosas, el portaobjetivos (compuesto de lentes, portafiltros, diafragma y obturador) el fuelle (que permitía la ampliación y reducción), el portapelículas y los controles de exposición y formato (los modelos más avanzados podían almacenar programas con diferentes configuraciones de exposición según películas y originales).

Una vez obtenido el negativo era necesario su revelado véase( UT09: Química fotográfica). Los tratamientos de corrección del negativo podían ser realizados durante la exposición (modificando el tiempo de exposición y  la abertura del diafragma) o tras el revelado, mediante el retoque químico (rebajando o reforzando mediante productos químicos la emulsión para obtener menor o mayor contraste en la reproducción).

Tras la obtención del negativo se pasaba a la obtención del positivo. Para este proceso se empleaba la prensa de contacto. Durante los primeros años de los procesos fotomecánicos, el negativo se obtenía en tono continuo mientras que durante el proceso de exposición por contacto se intercalaba una trama mecánica que “filtraba” la imagen, creando puntos de trama en la copia positiva obtenida.

La prensa de contacto tenía una estructura muy similar a la insoladora. Actualmente siguen siendo utilizadas para realizar procesos de duplicación contratipos y copias autopositivas en trabajos de repetición.



Figura 4: Prensa de contacto AGFA PRINTON (*)
 
(*) Todas las marcas comerciales están citadas con fines meramente informativos