el apoyo del pie en carrera volver al men˙

El apoyo del pie en carrera

La carrera es un ejercicio natural y constituye una actividad beneficiosa para el ser humano. Puede realizarse a cualquier edad contando con una buena salud. Para ejercitar esta actividad se debe prestar especial atención al tipo de terreno, ya que el impacto del pie sobre una superficie muy dura (asfalto), puede cansar demasiado los músculos y las articulaciones. Por lo tanto, son preferibles los terrenos blandos, como parques o paseos con superficie de tierra y playas.

El apoyo del pie en la carrera es un aspecto fundamental que debe cuidarse. Un buen contacto del pie con el suelo no debe hacer ruido, de ser así debe revisarse la técnica de apoyo. Al correr o saltar la sobrecarga de la masa corporal se transmite al suelo mediante la punta de los pies, siendo la carga equivalente a varias veces el peso corporal.

La modalidad de carrera puede modificar la manera de apoyar el pie en el terreno. Así, los velocistas apoyan sólo la puntera, mientras que los corredores de distancias más largas utilizan una mayor superficie de apoyo. En el primer caso, se consigue un mayor impulso para cada zancada y se reduce el efecto de rozamiento del terreno. Pero se fuerza el tendón de aquiles a una mayor tensión. En el segundo caso, el pie distribuye mejor la carga que soporta al realizar los gestos de apoyo, empuje y salto.

Desde un punto de vista biomecánico, el pie apoyado de forma estática, forma un triángulo de fuerzas: las 2/3 partes van a parar al retropie y 1/3 al antepie. Por lo tanto es el talón el que soporta la mayor parte de la carga.

Grupo de trabajo
© Ministerio de Educación, 2010