LA DIPLOMATURA DE MAGISTERIO: ESPECIALIDAD Educación FÍSICA

APROXIMACIÓN A LA TITULACIÓN DE MAESTRO

En España, los estudios de la titulación de Maestro se pueden realizar en las Facultades de Ciencias de la Educación o en las Escuelas de Magisterio. Comprenden una serie de materias comunes a todas las especialidades (generalidad) y otras específicas de cada titulación, tratando de responder a la preparación de los alumnos/as en los siguientes aspectos:

a) Conocer el desarrollo psicológico del niño, y cómo éste determina la aprehensión de conocimientos.
b) Adquirir conocimientos en otras áreas de las Ciencias de la Educación, que les permitan entender la naturaleza de la Educación y el análisis del acto educativo.
c) Entender los condicionantes sociológicos de la Educación; comprender que la Educación es un “fenómeno social”.
d) Disponer de información sobre la organización del sistema educativo, además de una perspectiva histórica de los cambios más significativos.
e) Descubrir la responsabilidad de formador de personas, que les haga conscientes de que, independientemente de los contenidos, van a transmitir valores.
f) Adquirir la capacidad de globalizar y de hacer uso de diferente material.
g) Adquirir la capacidad de dinamizar el grupo, organizar la clase, etc., comunicándose con los alumnos y estableciendo una relación docente-estudiante positiva.

A nivel europeo, existe diversidad en la formación de maestros. Según García (1998), se distingue una serie de tendencias o corrientes y unos determinados problemas o contracorrientes. Son éstos:

Corrientes o tendencias:
a) Exigir a los aspirantes haber cursado en su totalidad los estudios secundarios, es decir, contar con una formación previa de doce -y hasta trece- años y poseer los mismos requisitos que para ingresar en la Universidad o en cualquier otro centro de similares características.
b) Exigir que los centros de formación del profesorado de Primaria tengan nivel superior y universitario.
c) Conceder mayor importancia a la formación pedagógica, sobre todo en conexión con la práctica.
d) Globalizar la especialización docente de los aspirantes, es decir, no especializarlos sólo o principalmente en una sola materia de enseñanza, pero dando prioridad a una particular área interdisciplinar de conocimientos.
e) Relacionar más los centros de formación del profesorado con otros centros de Educación superior y, especialmente, con las Facultades universitarias de Artes, Humanidades, Letras, etc., por un lado, y con las de Ciencias, por otro.
f) Conseguir que los años de formación profesional en las instituciones no sean inferiores a tres años ni superiores a cuatro.
g) Introducir innovaciones en la estructura organizativa y en la metodología de los centros, con una mayor apertura hacia procedimientos no convencionales de enseñanza (informática, recursos audiovisuales, microteaching, enseñanza en equipo, tutorías, enseñanza a distancia, etc.), respondiendo a los puntos débiles en este momento.

Contracorrientes o problemas
a) Escasa atención a las cualidades y competencias exigibles a quienes aspiran a ingresar en las instituciones y ejercer después la docencia.
b) Deficiente articulación entre la teoría y la práctica pedagógicas. Ambas cosas siguen, a menudo, caminos completamente distintos.
c) Insuficiencia generalizada de prácticas propiamente docentes (con frecuencia se reducen, además, a prácticas de observación).
d) Organización arcaica o poco funcional de los centros y de las enseñanzas que en ellos se imparten; predominio de materias tradicionales, ausencia de interdisciplinariedad, edificaciones y mobiliarios poco flexibles, etc.
e) Metodología excesivamente tradicional o poco innovadora (abuso de las clases magistrales, de los exámenes repetitivos, etc.).

En España, en la reunión interuniversitaria de todas las Facultades de Educación y Escuelas Universitarias, se analizó el perfil y requisitos generales de los maestros del siglo XXI, determinándose la necesidad de que la formación se adecue a los cambios científicos y tecnológicos, a la progresiva apertura hacia Europa y a la convivencia de diferentes culturas. Por tanto, el proceso formativo debe fundamentarse en los siguientes criterios:

- El maestro ha de establecer una relación de acompañamiento con quien aprende; debe dejar de ser aquel que nada más imparte conocimientos para convertirse en aquel que ayuda a sus alumnos a buscar, a construir y a organizar el saber, guiándolos y ofreciéndoles referencia clara de los valores.
- También es importante que el maestro “enseñe” y “sepa enseñar”, a fin de evitar el fracaso escolar. Es necesario enseñar para transformar, para incidir socialmente y, así, evitar la exclusión.
- El maestro lleva a cabo una interpretación de la realidad social y propone unas opciones determinadas. Esto comporta un claro compromiso social. La escuela no puede ser vista fuera de contexto. El maestro debe intervenir con los padres, con la comunidad; ha de desarrollar intervención social y, al mismo tiempo, educativa.
- La formación del maestro debe ser global e integrada, lo que implica alejarse del modelo compartimentado y tender hacia una profundización y reflexión, esto es, hacia un cambio de modelo reorientado hacia la intensidad.
- El maestro, tanto generalista como especialista, ha de tener unas competencias y unas capacidades como profesional de la enseñanza de Educación Primaria.
- En los próximos años se producirán cambios importantes en estas titulaciones, debido al desarrollo del título XIII de la Ley Orgánica de Universidades, referente al nuevo espacio europeo de enseñanza superior a implantar antes del año 2010, por lo que por fin los estudios de Magisterio en España obtendrán el nivel de licenciatura, con lo que todo ello representa de status de la profesión y de cambio de concepción de preparación de docentes para estos niveles.


ACCESO A LA TITULACIÓN. ESPECIALIDADES

Corresponde esta titulación al desarrollo del artículo 16 de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo y a la Ley de Calidad de la Educación, que especifican que la Educación Física en Primaria será impartida por maestros con la especialidad correspondiente.

Para acceder a la misma se requiere el C.O.U., si bien la selectividad, cuya superación en teoría no es obligatoria, se convierte habitualmente en criterio de selección. No obstante, en estos momentos todo esto se encuentra en un proceso de cambio.

Prácticamente en todas las Facultades de Educación y Escuelas de Magisterio que existen en España se cursa dicha especialidad, por lo que podemos afirmar que se puede estudiar en todas las provincias.

El Real Decreto 1440/1991, de 30 de agosto estableció el título universitario oficial de Maestro en sus diversas especialidades y las directrices generales propias de los planes de estudios conducentes a su obtención. Estableció las enseñanzas mínimas para el todo el país y las normas básicas para que cada Universidad pudiera desarrollar el resto (materias obligatorias y optativas).

Los planes de estudio tendrán presente que los maestros:
- Deberán ser generalistas, con competencias en todas las áreas de los respectivos niveles.
- Estarán preparados para enseñar no sólo conceptos referidos a los contenidos de las áreas, sino también procedimientos y actitudes.
- Deberán conocer la metodología adecuada a las enseñanzas en estas edades.
- Estarán preparados para recibir a alumnos de integración.
- Deberán saber evaluar y realizar tareas de tutoría y orientación.
- Los maestros especialistas en Educación Musical, Educación Física, Lengua Extranjera, Educación Especial y Audición y Lenguaje deberán estar preparados para realizar tareas de apoyo a los maestros generalistas en relación con sus respectivas especialidades.

Las especialidades de Magisterio son, Título de Maestro en:

- Especialidad de Educación Infantil
- Especialidad de Educación Primaria
- Especialidad de Lengua Extranjera
- Especialidad de Educación Física
- Especialidad de Educación Musical
- Especialidad de Educación Especial
- Especialidad de Audición y Lenguaje

La enseñanza sigue siendo de primer ciclo, con una duración de tres años, y la carga lectiva viene determinada en créditos, que en ningún caso podrá ser inferior a 180 ni superior al máximo de créditos que para los estudios de primer ciclo permite el Decreto 1497/1987, de 27 de noviembre, por el que se establecen directrices generales comunes de los planes de estudio de los títulos universitarios de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional.

CONTENIDO DE LA ESPECIALIDAD DE Educación FÍSICA: MATERIAS TRONCALES

Los distintos planes de estudio de la Diplomatura de Magisterio, especialidad Educación Física, que se imparten en las universidades españolas coinciden en una serie de materias troncales comunes al resto de especialidades y otra serie de materias troncales de la propia especialidad. Las materias obligatorias y optativas son específicas de cada universidad y, por tanto, difieren de unas a otras; el estudiante, a su vez, deberá configurar su currículum con un número determinado de créditos de libre configuración.

Las materias troncales comunes del título de Maestro en todas sus especialidades, es decir, las que tienen que ser realizadas en todo el país, en todos los centros, por todos los futuros Maestros, sea cual sea su especialización, son:

- Bases Psicopedagógicas de la Educación Especial
- Didáctica General.
- Organización del Centro Escolar.
- Psicología de la Educación y del desarrollo en edad escolar.
- Sociología de la Educación.
- Teorías e instituciones contemporáneas de Educación.
- Nuevas tecnologías aplicadas la Educación.

 

 

Las materias troncales de la especialidad de Educación Física, es decir, las mínimas marcadas por el Gobierno, comunes en todo el país para los especialistas en Educación Física, son:
- Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural.
- Educación Artística y su Didáctica.
- Matemáticas y su Didáctica.
- Lengua y Literatura y su Didáctica.
- Idioma Extranjero y su Didáctica.
- Aprendizaje y desarrollo motor.
- Bases biológicas y fisiológicas del movimiento.
- Educación Física y su Didáctica.
- Teoría y práctica del acondicionamiento físico.
- Prácticum.

Resaltemos, de las troncales de especialidad intrínsecamente asociadas al ámbito de la Educación Física, los temas que deben abordar:

- Aprendizaje y desarrollo motor. El desarrollo evolutivo general del niño en relación con los procesos de maduración motora. Procesos de aprendizaje y desarrollo motor.
- Bases biológicas y fisiológicas del movimiento. Elementos de Anatomía y Bio-fisiología. El desarrollo neuromotor, óseo y muscular. Trabajo físico y esfuerzo: su relación con los diferentes órganos y sistemas. Patologías.
- Educación Física y su Didáctica. Bases teóricas de la Educación Física. Habilidades perceptivo-motoras y su desarrollo. Métodos y actividades de enseñanza en Educación física básica.
- Teoría y práctica del acondicionamiento físico. Las cualidades físicas básicas y su evolución: resistencia, fuerza, velocidad, flexibilidad. Factores entrenables y no entrenables de las cualidades físicas básicas en los niños. Efectos del trabajo físico en relación con la salud.

Entre las materias obligatorias y optativas los planes de estudios de cada universidad existe una gran diversidad, encontrándonos algunos en los que prácticamente todas las asignaturas están muy ligadas a la Educación Física y otros en los que se ha seguido una línea menos específica. En general, las materias obligatorias que figuran en la mayoría de los planes de estudios son las de: Deportes Colectivos e Individuales, Expresión Corporal, Juegos y Actividades en la Naturaleza, etc.



ACCESO A SEGUNDOS CICLOS


Los Diplomados en Magisterio, especialidad Educación Física, podrán acceder a los estudios de segundo ciclo de distintos estudios, cursando una serie de materias o complementos de formación. Podemos distinguir aquellas titulaciones a las que se tiene acceso por el simple hecho de estar en posesión del título de Diplomado, y aquellas otras que se les ofertan por tratarse de Diplomados en Magisterio, especialidad Educación Física. Se hace referencia a la fecha de publicación en B.O.E. de los complementos de formación que se requieren en cada caso.
a) Licenciaturas a las que se accede, con complementos de formación, obtenido cualquier título de primer ciclo o superado el primer ciclo de cualquier titulación:
- Licenciado en Comunicación Audiovisual (B.O.E. 12-6-92).
- Licenciado en Documentación (B.O.E. 5-8-93).
- Licenciado en Historia y Ciencias de la Música (B.O.E. 28-9-95).
- Licenciado en Humanidades (B.O.E. 27-12-93).
- Licenciado en Lingüística (B.O.E. 13-1-93).
- Licenciado en Periodismo (B.O.E. 12-6-92).
- Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas (12-6-92).
- Licenciado en Traducción e Interpretación (27-12-93).

b) Licenciaturas a las que se accede, con complementos de formación, obtenido el título de Maestro, especialidad Educación Física:

- Licenciado en Antropología Social y Cultural (Directo. B.O.E. 13-1-93 y 27-12-93).
- Licenciado en Pedagogía (B.O.E. 27-12-93).
- Licenciado en Psicopedagogía (B.O.E. 13-1-93).
- Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (B.O.E. 19-10-94).
Para el acceso a la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte se exigen, como complementos de formación, un total de 45 créditos entre las materias troncales que se relacionan a continuación, con los mínimos marcados en las mismas: “Bases biológicas y mecánicas de la actividad física y del deporte” (8 créditos), “Fundamentos de los deportes” (20 créditos), “Fundamentos y manifestaciones básicas de la motricidad humana” (4 créditos) y “Teoría e historia del deporte). Estos complementos de formación, a pesar de que haber sido legislados desde el año 1994, no se han implantado en muchas de las propias Facultades de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con el objetivo de que los Maestros especialistas en Educación Física no tuviesen acceso a los segundos ciclos.

CONCLUSIONES

Los estudios de Magisterio no poseen un alto prestigio social, lo que sin duda está en relación con el status de la profesión docente, siendo utilizados por una parte de los estudiantes como plataforma para acceder a las carreras de ciclo largo. Para éstos, el título de Maestro es simplemente un primer ciclo “menos complejo” para acceder al segundo ciclo de la licenciatura.

Pero, el que realmente exista un numeroso grupo de estudiantes de paso hacia los segundos ciclos no significa que la mayoría acceda al Magisterio con dicha intención. Indudablemente, esta circunstancia supone una invasión anual de estudiantes poco motivados hacia estos estudios, en detrimento de los estudiantes auténticamente vinculados a una profesión.

Por lo que hace referencia a las expectativas socioprofesionales que despierta la carrera de Magisterio –Educación Física-, ha sido uno de los factores que con más fuerza han incidido en su proclive elección por parte de los estudiantes estos últimos años, pues al tratarse de una especialidad muy reciente dentro del Magisterio ha gozado de mayores expectativas de colocación en la enseñanza. Ciertamente, todavía existen plazas vacantes en los centros de Primaria, públicos y privados, y periódicamente se ofertan plazas para las oposiciones en todas las Comunidades. Sin embargo, el número de titulados ha crecido mucho, por lo que numerosos maestros especialistas en Educación Física, al no encontrarse completamente regulado el campo de trabajo de todo lo relacionado con la Educación Física y el Deporte, abandonan la perspectiva de la enseñanza y buscan nuevos campos de acción, como pueden ser el de entrenador o el de gestión en todos sus niveles (los gimnasios; la creación de empresas de actividades extraescolares, actividades en la naturaleza, etc.); y ello completando sus conocimientos con la realización de cursos de entrenadores o actividades de formación permanente. En los próximos años, sin lugar a dudas, los cambios de las titulaciones de Maestro tendrán repercusiones muy importantes en las salidas socio/profesionales.

BIBLIOGRAFÍA

Contreras, O. R., (1998). Didáctica de la Educación Física. Barcelona: Inde.

García, J. L. (1984). Sistemas educativos de hoy. Madrid: Dykinson.
García, J. L. (1998). La formación de los maestros en Europa. La formación de los maestros en los países de la Unión Europea (pp. 21-37). Madrid: Narcea.
Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (B.O.E. nº 238, de 4 de octubre).
Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades (B.O.E. nº 307, de 24 de diciembre).
Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación (B.O.E. 307, de 24 de diciembre).
Ministerio de Educación y Ciencia (1992). La Formación del profesorado Universitario. Madrid: Autor.

Real Decreto 1497/1987, de 27 de noviembre, por el que se establecen directrices generales comunes de los planes de estudio de los títulos universitarios de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional (B.O.E. nº 298, de 14 de diciembre). Modificado por el Real Decreto 1267/1994, de 10 de junio (B.O..E. nº 141, de 14 de junio), por el Real Decreto 2347/1996, de 8 de noviembre (B.O.E. nº 283, de 23 de noviembre), por el Real Decreto 614/1997, de 25 de abril (B.O.E. nº 117, de 16 de mayo) y por el Real Decreto 779/1998, de 30 de abril (B.O.E. nº 104, de 1 de mayo).

Real Decreto 1440/1991, de 30 de agosto, por el que se establece el título universitario oficial de Maestro, en sus diversas especialidades, y las directrices generales propias de los planes de estudio conducentes a su obtención (B.O.E. nº 244, de 11 de octubre).

Real Decreto 1344/1991, de 6 de septiembre, por el que se establece el currículo de la Educación Primaria (Suplemento del B.O.E. nº 220, de 13 de septiembre).

Real Decreto 1423/1992, de 27 de noviembre, sobre la incorporación a la Universidad de las enseñanzas de la Educación Física (B.O.E. nº 307, de 23 de diciembre).

Romero, S. (1992). La Educación Física y los contenidos del Plan de 1971 en las Escuelas Universitarias de EGB. Actas del IX Congreso Nacional de E.F. de las E.U. de Magisterio. Tarragona.

Romero, S. (1993). Contenidos de Educación Física en la Escuela. Sevilla: Wanceulen.

Romero, S. y otros (1995). La formación inicial de Educación Física en las Escuelas de Magisterio y Facultades de Ciencias de la Educación. Actas del II Congreso Nacional de Educación Física de Facultades de Educación y XIII de Escuelas Universitarias de Magisterio (pp. 41-65). Zaragoza y Jaca: Universidad.

Romero, S. (1998). La formación inicial a nivel de instituciones y planes de los maestros en los últimos 25 años En A. Rodríguez. La formación de los Maestros en los países de la Unión Europea. Madrid: Narcea.

Romero, S. (1996). Evolución conceptual de los contenidos de Educación Física en Primaria. En C. Romero y D. Linares. Estrategias metodológicas para el aprendizaje de los contenidos de la Educación Física Escolar (pp. 31-43). Granada: Promeco.

Romero, S. (1998). Evolución de los objetivos y contenidos de la Educación Física en los distintos sistemas educativos. Fundamentación de los contenidos en Educación Física escolar. Sevilla: Universidad.

Romero, S. y Latorre, A. (1993). La Educación Física en los nuevos Planes para el Maestro: especialidad de Educación Física. Actas del XI Congreso Nacional de Educación Física en Escuelas Universitarias de Magisterio. Segovia.

Romero, S. (2001). Construyendo el cambio curricular de profesores y estudiantes. Actas del Congreso Nacional de Educación Física de Facultades de Educación. Murcia: Universidad.

Zagalaz, M. L.(2001). Bases teóricas de la Educación Física y el Deporte. Jaén: Servicio de Publicaciones de la Universidad.



D. Santiago Romero Granados
Catedrático de la Universidad de Sevilla

 

Grupo de trabajo
© Ministerio de Educación, 2010