BIOGRAFÍA

Manuel Orantes

En el panorama del tenis actual, la modalidad masculina española brilla con fuerza en los circuitos nacionales e internacionales, abanderada por una generación de jugadores tan destacados como Álex Corretja, Juan Carlos Ferrero, Albert Costa, Carlos Moyá, etc. Pero esto no es nuevo para nosotros; esta "segunda" generación fue alumbrada por los éxitos, ya algo lejanos, de los pioneros del tenis profesional español, es decir, Manolo Santana, Andrés Gimeno y Manuel Orantes. Fueron ellos los que dieron al tenis español el empujón necesario para que este deporte fuera conocido y reconocido dentro y fuera de nuestro país.

Manuel Orantes nació en Granada, el 6 de febrero de 1949, en el seno de una familia humilde, viviendo su infancia con sus abuelos en Hospitalet. Allí tiene el primer contacto con el mundo del tenis, en el club Tenis de la Salud, en el que, como tantos otros, comenzó de recogepelotas. Y fue en dicho lugar donde José Rojas, presidente del club, vio en aquel recogepelotas el que habría de ser uno de los tenistas más brillantes del mundo durante la década de los setenta, apadrinando su carrera deportiva en sus comienzos. Los triunfos no tardaron en llegar, siendo los importantísimos trofeos de su etapa junior en Wimbledon y la prestigiosa Orange Bowl, ambos en 1966, los precursores de numerosos campeonatos a lo largo de su carrera deportiva.

Junto a Santana, Manuel Orantes fue uno de los primeros españoles en ganar un título de Gran Slam, al alzarse con la victoria en el Open USA de 1975, campeonato celebrado en Forest Hills, y hacerse con la auténtica gesta de ganar el Masters de 1976, siendo el único español, hasta la victoria de Corretja en los noventa, capaz de triunfar en un torneo en el que sólo participan los mejores tenistas del mundo.

También fue finalista en Roland Garros, en 1974, perdiendo en la final contra el mítico Björn Borg. En su palmarés cabe destacar, entre numerosos torneos internacionales, los triunfos en el Campeonato de España de 1967, 1970, 1971, 1974, 1975 y 1979, así como los de 1972 en los internacionales de Italia, Bélgica y Alemania. Resaltar además que, aún hasta la fecha, ostenta junto a Emerson y Wilander el récord de tres victorias en el trofeo Conde de Godó (1969, 1971 y 1976), considerado una de las mejores competiciones del mundo, tras Roland Grarros, disputadas sobre tierra batida.

Este grandioso jugador de tenis, sobre todo en la modalidad de tierra batida, tuvo que abandonar su carrera deportiva en 1980, debido a una serie de lesiones en el codo. Pero este final no pudo concluir una carrera como jugador más satisfactoria, ya que, en una época en la que los grandes dominadores del circuito fueron los ya legendarios Borg y Connors, Orantes se mantuvo con unas estadísticas inmejorables, como son sus 22 títulos individuales, 6 de dobles y un balance de 436 victorias por 182 derrotas, así como su permanencia en el Top Ten mundial durante el periodo 1975-1977, finalizando en 4º puesto en 1976.

Una vez retirado, en el mismo año 1980 Manuel Orantes fue nombrado capitán del equipo español de la Copa Davis, del que él mismo había sido integrante desde que contara con tan sólo 18 años y con el que incluso disputó la final de 1967. Fue capitán español hasta 1992, fecha en la que le sucedió en el cargo Manolo Santana.

En una época en la que el tenis aún no movía desorbitadas sumas de dinero, ni los jugadores ostentaban contratos millonarios debido a sus patrocinadores, Manuel Orantes fue ejemplo de jugador talentoso, trabajador y humilde que gracias a su amor y dedicación a este deporte consiguió triunfar y consolidar el tenis como deporte mayoritario en nuestro país.

Dña. Mª José Pacheco Moreno

Grupo de trabajo
© Ministerio de Educación, 2010
volver al menú principal