En el tiempo en que Israel estuvo gobernado por jueces , hubo una época de hambre en toda la región. Entonces un hombre de Belén de Judá, llamado Elimelec , se fue a vivir al país de Moab. Con él fueron también su esposa Noemí y sus dos hijos, Mahlón y Quilión. Todos ellos eran efrateos, es decir, de Belén. Llegaron, pues, a Moab , y se quedaron a vivir allí. Pero sucedió que murió Elimelec , el marido de Noemí , y ella se quedó sola con sus dos hijos. Más tarde, ellos se casaron con dos mujeres moabitas; una se llamaba Orfá y la otra Rut. Pero al cabo de unos diez años murieron también Mahlón y Quilión, y Noemí se encontró desamparada, sin hijos y sin marido.

Entonces, Noemí decidió volver a su tierra, y sus nueras la acompañaron porque querían estar con ella. Habían realizado ya una parte del camino cuando Noemí les pidió que regresaran a su tierra, ya que pensaba que estarían mejor entre los suyos. Orfá emprendió el viaje de regreso, pero Rut no quiso volver. Ante la insistencia de Noemí para que regresara con los suyos, Rut le dijo: "¡No trates de hacer que te deje! Déjame ir contigo. Donde tú vayas yo iré, y donde vivas, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras yo moriré, y allí me enterrarán". Al oír esto, Noemí aceptó que la acompañase a Israel .

Las dos mujeres completaron el viaje y se establecieron en Belén , patria del marido de Noemí .
Allí vivieron juntas, pero Noemí deseaba que Rut encontrara un marido que la hiciera feliz. Tenía Noemí un pariente de su marido llamado Booz, que podía ejercer su derecho de “levirato” y que al hacerlo, compró las propiedades de Noemí y de sus hijos y se casó con Rut . Así fue como Booz se enamoró de Rut y tuvieron un hijo al que llamaron Obed que fue padre de Jesé y, por lo tanto, abuelo del rey David . Booz y Rut fueron los bisabuelos del rey David, y los dos figuran entre los antepasados de Jesús .